Instituto Nacional de Estadística.


Foto Lector de textoLa mortalidad es uno de los componentes demográficos que determina la evolución del volumen y estructura demográfica de una población y la herramienta estadística más completa para el análisis del mismo es la tabla de mortalidad. Dicho instrumento permite llevar a cabo análisis temporales y comparaciones espaciales sobre la incidencia del fenómeno con independencia de la estructura por edad de las poblaciones estudiadas.

En la actualidad, el proceso de envejecimiento de la población y su trascendencia en la planificación de los sistemas sanitarios y de seguridad social, así como el creciente interés en la medición de las condiciones de vida de la misma, han incrementado sobremanera el interés por estos resultados.

El cálculo de tablas de mortalidad constituye una tarea tradicional del INE, cuyo origen se remonta a las primeras tablas elaboradas en 1945, referidas a diferentes periodos de la primera mitad del siglo XX. En cada ocasión se han llevado a cabo a partir de los desarrollos metodológicos considerados como más pertinentes, en función de las informaciones de base sobre defunciones y referentes poblacionales disponibles.

Se presentan los resultados más recientes, que corresponden a tablas de mortalidad anuales, desde el año 1991, de la población residente en España y en cada una de sus comunidades autónomas y provincias de cada sexo.