Instituto Nacional de Estadística.

Productos y Servicios / Publicaciones / Catálogo de Publicaciones

imagen grupo productos y servicios

Censo de Pecheros de Carlos I 1528. Tomo II

Portada de la publicación

Obra que es una trascripción resumida y elaborada de los documentos que forman el legajo 768 de las Contadurías Generales del Archivo General de Simancas. En ellos se recoge la revisión que el emperador Carlos I ordenó realizar de los padrones de pecheros, es decir, de los vecinos obligados a atender los impuestos denominados Servicios a su Majestad, estableciendo que se examinara, pueblo por pueblo, el número de pecheros y la cantidad que pagaban y se recalculara cuánto debían pagar para que, teniendo en cuenta su número y la riqueza de cada lugar, se repartieran con equidad las cáñamas o contribuciones de cada pueblo.

+ Más información...

  • Formato:  Papel
  • Número de páginas: 530
  • Fecha de publicación: 10-04-08
  • Precio (IVA incluido):  27,87 €

+ Más información...

El Instituto Nacional de Estadística viene publicando desde hace tiempo obras de carácter estadístico de épocas pasadas con el propósito de servir a la investigación histórica y de facilitar el conocimiento de estas importantes creaciones en las que nuestro país fue uno de los pioneros. Sirva de ejemplo el Censo de Castilla del año 1591, reeditado por el INE en 1985, que constituye la trascripción del único vecindario completo para Castilla ejecutado en el siglo XVI. En su Introducción es calificado como el primero de los Censos occidentales que merece este nombre y al que puede considerarse como monumento nacional de la Estadística española.

Pero éste no fue ni el primero ni el único Censo de Castilla elaborado a lo largo de ese siglo, ya que disponemos, al menos, de otros siete Censos o Padrones, aunque parciales, entre los que cabe destacar al que ahora se publica: El Censo de Pecheros. Su realización se llevó a cabo durante el reinado de Carlos I, está referida al año 1528, lo que constituye un hito de precocidad en la ejecución de las grandes estadísticas en Europa y punto de referencia del inicio de estas magnas obras.

El emperador Carlos I decidió que se revisasen los padrones de pecheros, es decir, de los vecinos obligados a atender los Servicios de Su Majestad, que eran impuestos aprobados por las Cortes de los que estaban exentos la Nobleza y la Iglesia. Para ello ordenó que dos comisionados por Intendencia (Zonas geográficas equivalentes a las actuales provincias) recorrieran los pueblos revisando el número de pecheros, anotando las cantidades que pagaban, estableciendo cuánto debían pagar e informando sobre la riqueza de cada lugar para fundamentar con equidad las cáñamas o contribución correspondiente a cada pueblo. La recopilación duró casi ocho años, pero los datos se refieren a los pagos realizados en los años 1527 y 1528. En el año 1541 se estableció un nuevo Servicio extraordinario, lo que exigió una revisión del Censo. El conjunto de todos estos datos se encuentra reunido en un legajo que se conserva en el Archivo de Simancas con la signatura Contadurías Generales núm. 768.

La obra que ahora se edita es una trascripción revisada y ordenada de este legajo, con resúmenes de los informes y comentarios, así como algunos datos elaborados, entre las que destaca la identificación de los pueblos que en él aparecen y su denominación actual. En atención al contenido y al momento de su realización, esta obra se ha titulado Censo de Pecheros. Carlos I 1528.

El Censo abarca las Intendencias de la Corona de Castilla con excepción del País Vasco, que tenía régimen fiscal propio, y de las tres últimas incorporaciones a la Corona: Reino de Granada (1492), Islas Canarias (1496) y Reino de Navarra (1512).