Instituto Nacional de Estadística.

Productos y Servicios / Publicaciones / Publicaciones de descarga gratuita / Mujeres y hombres en España / Educación (actualizado 5 junio 2018) / 3.11 Formación permanente y continua (población de 25 a 64 años)

3.11 Formación permanente y continua (población de 25 a 64 años) Fichero PDF

Introducción

La formación permanente figura entre los puntos de referencia para los objetivos de los sistemas de educación y formación de la Estrategia de Educación y Formación 2020.

Los objetivos que persiguen las personas que realizan actividades de formación pueden ser muy diversos: desarrollo y capacitación personal, preparación inicial o formación continua para la vida laboral, adquisición y actualización de conocimientos que conducen a la obtención de un título oficial, otras actividades que no conducen a la obtención de un título oficial. Este indicador informa de la participación en actividades de aprendizaje y formación realizadas por la población adulta comprendida entre 25 y 64 años. Incluyen educación formal y no formal.

La Estrategia Europa 2020, como continuación de la Estrategia de Lisboa, pone un énfasis especial en la educación y la formación para alcanzar el desarrollo de una sociedad con alto nivel de empleo, sostenible y con cohesión social. El punto de referencia Europeo para 2020 es que el porcentaje de población en edad de trabajar que participa en educación a lo largo de la vida debe ser superior al 15%.

Este indicador también forma parte de los Indicadores de Desarrollo Sostenible publicados por Eurostat en el Objetivo 4. Calidad de la educación.

Definiciones

Por formación permanente se entiende todo tipo de formación realizada a lo largo de la vida: formación general, profesional, personal, tanto en sistemas formales de educación como a través de otras actividades no formales. Se refiere tanto a las enseñanzas regladas como a los cursos de enseñanzas no regladas.

La Unión Europea define la formación permanente como toda actividad de aprendizaje realizada a lo largo de la vida con el objetivo de mejorar los conocimientos, las competencias y las aptitudes con una perspectiva personal, civil, social o relacionada con el empleo. La intención de aprender es crucial para distinguir la formación permanente de otras actividades no dirigidas a la formación, como actividades culturales.

Se define como el cociente entre la población de 25 a 64 años que ha recibido cualquier tipo de educación o formación en las cuatro semanas anteriores a la semana de referencia de la encuesta y la población total del mismo grupo de edad, excluyendo las personas que no contestan a la pregunta de participación en educación y formación. Se calcula en base a medias anuales de datos trimestrales de la Encuesta de Población Activa.

Hasta el año 2013 se aplica la Clasificación Nacional de Educación 2000 (CNED-2000) basada en la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación 1997 (CINE-97).

A partir de 2014 se aplica la nueva Clasificación Nacional de Educación 2014 (CNED-2014) basada en la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación 2011 (CINE-2011) que garantiza la comparabilidad con los resultados de otros países.

Los niveles educativos de acuerdo a la CINE-2011 y a la CNED-2014 son: 
-Nivel 0-2: preescolar, primaria y 1ª etapa de educación secundaria.
-Nivel 3-4: 2ª etapa de educación secundaria y postsecundaria no superior.
-Nivel 5-8: 1º y 2º ciclo de educación superior y doctorado.

La CINE 2011 considera cuatro niveles de educación terciaria, en comparación con los dos niveles que figuran en la CINE 1997. Los niveles 5, 6 y 7 de la CINE 2011 corresponden, en conjunto, al nivel 5 de la CINE 1997. El nivel 8 de la CINE 2011 corresponde al nivel 6 de la CINE 1997.

En el caso de España, no se considera significativo el impacto del cambio a la CINE-2011 desde la CINE-1997 para los indicadores relativos al nivel de formación, sin embargo sí se ha detectado un efecto de bastante relevancia en la información de la población que cursa enseñanzas no formales, resultando que los datos del año 2014 no son comparables con los datos de años anteriores en relación a la formación cursada por la población en las cuatro semanas previas a la entrevista.

Eurostat ha optado por incluir la nota "ruptura de serie" en el año 2014 asociada a todos los países en los indicadores de "abandono educativo temprano" y de "nivel de formación".

Comentarios

En España en el año 2017 un 9,2% de hombres y un 10,6% de mujeres con edades comprendidas entre 25 y 64 años han participado en alguna actividad de educación o formación permanente. En España en el año 2014 se produjo una ruptura de serie como consecuencia de la aplicación de la nueva Clasificación Nacional de Educación (CNED 2014). En la UE-28 en el año 2017 los porcentajes son más altos (10,0% de hombres y 11,8% de mujeres).

Existen importantes diferencias entre los países (en 2017) de la Unión Europea respecto al valor de este indicador; en mujeres España se sitúa en la duodécima posición y en hombres en la decimotercera posición. Los países que en el año 2017 destacaron por una mayor participación de los adultos en actividades de formación permanente fueron: Suecia (37,5% de mujeres y 23,7% en hombres), Finlandia (31,5% de mujeres y 23,3% de hombres) y Dinamarca (31,4% de mujeres y 22,3% de hombres).

Los países con menor participación de los adultos en actividades de formación permanente en el año 2017 fueron: Rumanía (1,0% de mujeres y 1,1% de hombres), Bulgaria (2,4% de mujeres y 2,2% de hombres), Croacia (2,6% de mujeres y 2,1% de hombres) y República Eslovaca (3,3% de mujeres y 3,5% de hombres).