Instituto Nacional de Estadística.

Productos y Servicios / Publicaciones / Publicaciones de descarga gratuita / Mujeres y hombres en España / Salud (actualizado 4 julio 2017) / 4.2 Esperanza de vida en buena salud

4.2 Esperanza de vida en buena salud Fichero PDF

Introducción

La esperanza de vida es un buen indicador del estado de salud de la población, ya que una de las características de las sociedades desarrolladas es que la población es cada vez más longeva, pero la utilización de la esperanza de vida como indicador general del nivel de salud de la población no proporciona información sobre la calidad de vida y si ésta se desarrolla con buena salud o, por el contrario, se desarrolla con alguna discapacidad o dependencia.

Los años de esperanza de vida en buena salud proporcionan información sobre la calidad de vida en términos de salud del horizonte de años de vida de los individuos. Se considera condición de buena salud la ausencia de limitaciones funcionales o de discapacidad. Las enfermedades crónicas, los problemas mentales y la discapacidad física aumentan su prevalencia con la edad y reducen la calidad de vida de las personas que sufren estas condiciones de salud.

La esperanza de vida en buena salud forma parte de los Indicadores de Desarrollo Sostenible de la Unión Europea en el apartado de Salud Pública y en el apartado de cambios demográficos, forma parte del Pilar Europeo de Derechos Sociales y de los Indicadores de Igualdad de Género de Eurostat.

Definiciones

Esperanza de vida en buena salud
Se define como el promedio de número de años esperados que vive una persona disfrutando de buena salud (en ausencia de limitaciones funcionales o de discapacidad). Este indicador combina información de mortalidad y de morbilidad.

En su cálculo se distingue el colectivo de hombres del colectivo de mujeres, tomando datos al nacimiento y a los 65 años de edad. Se basa en la prevalencia (proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio) de la población a una edad específica con buena y mala salud, y en la información sobre mortalidad específica por edades. Se considera condición de buena salud la ausencia de limitaciones funcionales/discapacidad. Se calcula en base al método Sullivan (tablas de mortalidad) y al indicador de limitaciones generales de actividad de Euro-REVES (Network on Health Expectancy).

Este indicador también se conoce como esperanza de vida libre de discapacidad.

Brecha de género (mujeres-hombres)
Es la diferencia en años de la esperanza de vida en buena salud a una determinada edad de la mujer menos la esperanza de vida en buena salud del hombre. 

Comentarios

En España, durante los años 2008, 2009, 2010 y 2013, el número de años de vida en buena salud al nacimiento ha sido superior en los hombres. En los años 2011 y 2012 esta situación cambió y fue superior el número esperado de años de vida en buena salud de las mujeres al nacer. En el año 2014 el número de años de vida en buena salud al nacimiento fue el mismo para los hombres y para las mujeres. En el año 2015 es ligeramente superior el número de años de esperanza de vida en buena salud al nacimiento de las mujeres (64,1 años) al de los hombres (63,9 años)

A los 65 años, en todo el periodo 2008-2015 es superior el número esperado de años en buena salud de los hombres.

En el año 2015, la esperanza de vida en buena salud al nacer es superior en las mujeres 64,1 años frente a los hombres con un 63,9 años. A los 65 años, los hombres tienen 9,5 años de esperanza de vida en buena salud frente a los 8,9 años de las mujeres.

En España con información correspondiente al año 2015, los hombres al nacer viven el 79,9% de sus años de esperanza de vida en condiciones de buena salud frente al 75,0% que suponen los años de esperanza de vida en buena salud de las mujeres respecto a su horizonte total de vida. A los 65 años, los hombres viven el 50,5% de sus años de horizonte de vida en buena salud frente al 39,2% del horizonte de años de las mujeres. El mayor número de años de esperanza de vida a todas las edades de las mujeres va asociado a peores condiciones de salud que los hombres.

En los países europeos existe variedad respecto a si la brecha de género en los años de esperanza de vida en buena salud es a favor de las mujeres o de los hombres, tanto al nacer como a los 65 años.

En el año 2015 en el conjunto de la UE-28, el valor para la brecha de género en la esperanza de vida en buena salud al nacer es a favor de las mujeres (0,7 años). Países como Francia (2,0 años), Irlanda (1,3 años) y Alemania (2,2 años) tienen una brecha positiva a favor de la mujer en el año 2015. En otros países la brecha de género es a favor de los hombres, como en Portugal (-3,2 años), Países Bajos (-3,9 años) y Finlandia (-3,1 años).

A los 65 años en el año 2015, en el conjunto de la UE-28 la brecha de género en la esperanza de vida en buena salud es nula (0,0 años). En países como Reino Unido (0,2 años), Francia (0,9 años) e Irlanda (0,6 años) la brecha es a favor de las mujeres. En otros países como Portugal (-1,6 años) e Italia (-0,3 años) la brecha es a favor de los hombres. En España el valor de la brecha de género es de -0,6 años a favor de los hombres en el año 2015. 

Gráficos y tablas

Fuentes

Health Status Statistics. Eurostat

Indicadores de Desarrollo Sostenible. Salud Pública. Eurostat

Indicadores de Desarrollo Sostenible. Cambios demográficos. Eurostat.

Más información