Productos y Servicios / Publicaciones / Publicaciones de descarga gratuita / Mujeres y hombres en España / Salud (actualizado 21 octubre 2019) / 4.9 Defunciones

4.9 Defunciones Fichero PDF

Introducción

Las estadísticas de causa de muerte proporcionan información sobre las enfermedades asociadas a la causa básica de defunción, así como una medición real del estado de salud de la población según sexo y edad. Analizando la evolución temporal en el número de defunciones se pueden valorar los resultados conseguidos por las políticas de salud y por las mejoras en los hábitos y estilos de vida de hombres y mujeres.

Estas estadísticas proporcionan información sobre la mortalidad atendiendo a la causa básica de la defunción, su distribución por sexo, edad, población de residencia y mes de defunción. Al conocer la causa básica de defunción se pueden conocer los riesgos de muerte asociados a determinadas enfermedades.

Las estadísticas de defunción también ofrecen indicadores que permiten realizar comparaciones geográficas y medir la mortalidad prematura mediante las tasas estandarizadas de mortalidad y los años potenciales de vida perdidos por grandes grupos de causas de muerte.

La incidencia y distribución por edad de la mortalidad presenta diferencias según sexo, la tasa de mortalidad global de los hombres sin tener en cuenta la edad es siempre más elevada. El porcentaje de muertes masculinas es significativamente más alto en la población joven. En edades muy avanzadas (de 90 y más años) la mortalidad femenina es significativamente más alta al ser superior el número de mujeres que alcanzan edades tan avanzadas.

En el año 2017 se producen 15.837 fallecimientos por causas externas (accidentes, suicidios, homicidios, caídas), 169 más que en el año anterior (un 1,1%). Por sexo fallecieron un 1,2% más de hombres que en 2016 y un 0,9% más de mujeres.

Los recientes avances en la disminución de la mortalidad se han producido en edades avanzadas, lo que se ha traducido en aumentos significativos en los años de esperanza de vida a los 65 y a los 80 años.

Definiciones

Defunción
Es el fallecimiento de toda persona nacida viva, independientemente de las horas que haya vivido.

Causa de muerte
Se entiende por causa de defunción, el conjunto de todas aquellas enfermedades, estados morbosos o lesiones que produjeron la muerte o que contribuyeron a ella, y las circunstancias del accidente o de la violencia que produjo dichas lesiones.

Causa básica de defunción
Enfermedad o lesión que inició la cadena de acontecimientos patológicos que condujeron directamente a la muerte, o las circunstancias del accidente o violencia que produjo la lesión fatal. De las cuatro causas de defunción que deben figurar informadas en el boletín estadístico (inmediata, intermedia, inicial o fundamental y otros procesos), se selecciona para ser codificada la que se denomina causa básica, que generalmente coincide con la inicial o fundamental y sólo en los casos dudosos se recurre para su determinación a las reglas de selección establecidas por la Organización Mundial de la Salud en su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

Mortalidad prematura. Número medio de años potenciales de vida perdidos
Son los años que una persona deja de vivir si fallece a una edad que no es la habitual de defunción fijada teóricamente para ese colectivo. Es una medida de la mortalidad que teóricamente se podría evitar.
 

Comentarios

Defunciones según sexo, edad, causa
En el año 2017, el 50,5% de las defunciones correspondieron a hombres. La incidencia de la mortalidad en hombres y mujeres depende del grupo de edad. La diferencia más significativa entre sexos se produce en el grupo de edad de 15 a 29 años, en el que un 68,8% del total de muertes correspondieron a hombres en el año 2017. En el tramo de edad de 90 y más años, al ser superior el número de mujeres que alcanzan edades avanzadas, la mortalidad femenina supera ampliamente a la masculina, correspondiendo el 68,0% de las defunciones a mujeres. Únicamente en este grupo de edad de 90 y más años, la mortalidad de las mujeres supera a la de los hombres en el año 2017.

En el año 2017, en las mujeres las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de defunción (32,9%) y los tumores la segunda (22,2%). En hombres, por grandes grupos de causa de muerte, los tumores ocuparon el primer lugar (32,8%) y las enfermedades del sistema circulatorio (26,9%) el segundo.

Causas externas
La mortalidad por causas externas (accidentes, caídas, agresiones, suicidios, homicidios) es más alta en los hombres. En el año 2017 representaron el 43,5% del total de los fallecimientos en hombres y el 25,0% del total de defunciones en las mujeres.

A partir del año 2013 debido a la disponibilidad de una nueva fuente de información judicial se ha producido una mejora metodológica en la estadística de defunciones que ha permitido asignar de forma más precisa la causa de defunción en las muertes con intervención judicial. Como consecuencia, defunciones que estaban asignadas a causas mal definidas han sido reasignadas a partir del año 2013 a causas externas específicas.

El suicidio y las lesiones autoinfligidas se sitúan de nuevo en el año 2017 como la principal causa externa de muerte en hombres por el número de personas fallecidas. La tasa de suicidio (por 100.000 personas) en hombres fue de 11,9 en el año 2017. Los accidentes por ahogamiento, sumersión y sofocación junto con las caídas accidentales fueron la primera causa de muerte para las mujeres con una tasa de 6,1 para ambas causas. La segunda causa externa de muerte para los hombres en el año 2017 en número de fallecidos, fueron los accidentes por ahogamiento, sumersión y sofocación, la tasa por 100.000 habitantes fue de 7,3 en hombres. 

Mortalidad prematura. Años potenciales de vida perdidos
En el año 2017 los hombres perdieron más años de su vida que las mujeres (14,3 años en los hombres y 13,6 en las mujeres) al fallecer a una edad que no correspondía con la edad teórica de defunción. Las causas de muerte que dan lugar a las cifras más altas de años potenciales de vida perdidos en los hombres son: afecciones originadas en el período perinatal (35,2 años perdidos); malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (34,8 años); causas externas de mortalidad (28,0 años); síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio, no clasificados en otra parte (20,1 años).

En mujeres, la mortalidad prematura que origina las cifras más altas de años potenciales de vida perdidos corresponde a las siguientes causas:  embarazo, parto y puerperio (44,0 años), afecciones originadas en el período perinatal (33,0 años), malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (29,2 años), causas externas de mortalidad (23,4 años).