1.1.7. Gasto en consumo final de los hogares Fichero PDF

Introducción y definiciones

Si se analiza el Producto Interior Bruto (PIB) desde la perspectiva de la demanda, el gasto en consumo final constituye el agregado más relevante.

En función de las unidades que realicen el gasto de consumo final en el conjunto macroeconómico, se distinguen tres tipos de gasto: el gasto en consumo final de los hogares, el de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) y el de las administraciones públicas (AA.PP.).

El gasto en consumo final de los hogares incluye fundamentalmente las compras de bienes y servicios realizadas por dichos hogares para satisfacer sus necesidades habituales. Estas compras pueden realizarse tanto en el territorio económico nacional como en el resto del mundo. En términos de precios corrientes, el gasto en consumo final de los hogares representaba en España: el 54,9% del PIB en el año 2020 (cifras avance), el 56,3% del PIB en el año 2019 (cifras provisionales), el 57,2% en el año 2018.

La evolución de los precios, si se tiene o no empleo, si se produce un aumento de las remuneraciones salariales, etc., determinan la evolución del consumo final de los hogares.

Las cuentas nacionales desagregan el gasto en consumo final de los hogares en función de su finalidad, es decir, del tipo de bien o servicio adquirido, utilizando para ello la clasificación COICOP en la que se distinguen hasta 12 categorías de gasto (alimentos, artículos de vestir, vivienda, salud, transporte, etc.).

Además de estas compras de bienes y servicios, el gasto en consumo final de los hogares, incluye también una serie de gastos imputados, que las personas pueden no ser conscientes de haber realizado, entre los que destacan:

  • Los servicios de alquiler de las viviendas ocupadas por sus propietarios. La adquisición de una vivienda como bien de inversión, permite al hogar propietario realizar una producción de servicios de alquiler, que es consumida directamente por el propio hogar.
  • Las rentas en especie. Por ejemplo, los asalariados pueden percibir bienes y servicios de forma gratuita o a un precio muy reducido como parte de su salario (comidas, uso de vehículos o de viviendas, etc.). Estos ingresos en especie forman parte de su remuneración final y, por lo tanto, aumentarían en la misma cuantía el gasto en consumo final.
  • Los servicios de intermediación financiera medidos indirectamente. Los depósitos y préstamos que los hogares tienen con las entidades financieras generan un gasto en servicios de intermediación que se estiman indirectamente a partir de los intereses recibidos o pagados a los hogares.

El consumo de bienes y servicios es un componente básico del bienestar económico de los hogares e individuos, que se complementa con la información de la renta y la riqueza, constituyendo un indicador importante para medir su estándar de vida. Conocer el consumo es una manera de medir el bienestar económico de los hogares.

El estudio conjunto de la renta y el consumo se considera un determinante más importante del bienestar económico de los individuos desde la perspectiva financiera personal, que el análisis único de la renta.

Los hogares pueden ajustar anualmente sus gastos en consumo recurriendo a ahorros, riqueza acumulada o endeudándose. Por el contrario, el importe anual de la renta de los hogares es más cambiante, lo que ha conducido a la hipótesis de la renta permanente de Friedman, que establece que las decisiones de los consumidores se basan más en las expectativas de renta a largo plazo que en su renta actual. Por tanto, puesto que el consumo de los hogares fluctúa menos que su renta, se puede considerar un mejor medidor del estándar de vida y de otros aspectos del bienestar personal que la renta por sí sola.

La relevancia de este agregado macroeconómico al definir el comportamiento de los individuos en un elemento tan importante como la necesidad, adquisición y acceso a los bienes y servicios, origina su inclusión en la Dimensión 1- Condiciones materiales de vida del conjunto de indicadores de calidad de vida, siendo necesario realizar estudios de su distribución entre diferentes categorías de hogares e individuos.

El uso de agregados macroeconómicos como el consumo y la renta dentro del marco de la Contabilidad Nacional establece una brecha entre estas estadísticas agregadas básicas, y la percepción que los individuos tienen de sus condiciones económicas a nivel personal, lo que ha hecho surgir en los últimos años la necesidad de avanzar en proyectos y estudios que permitan obtener medidas que capturen mejor el bienestar económico según diferentes categorías de hogares e individuos.

Eurostat incluye actualmente dentro de sus Estadísticas Experimentales un Apartado de “Renta, Consumo, Riqueza” que trata de avanzar en el estudio conjunto de estas tres dimensiones económicas mediante el análisis a nivel de hogar y de variables como edad, estructura del hogar, etc., que permitan describir mejor el bienestar material, la vulnerabilidad económica de los hogares y las desigualdades materiales.

Comentarios

 

Ámbito geográfico

Se proporciona información del gasto en consumo final de los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) a nivel de comunidad autónoma en los años 2010-2017 con base 2010, y las divisiones COICOP por tipo de gasto de este consumo en cada una de las comunidades.

En 2017, los valores más altos de consumo de los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares en precios corrientes correspondieron a: Cataluña, Andalucía, Comunidad de Madrid y Comunitat Valenciana.

Nacional

Según las cifras provisionales para el año 2019, el crecimiento interanual se establece en el 0,9%. Las cifras avance para el año 2020 estiman un fuerte descenso de la evolución interanual del Gasto en consumo final de los hogares en variación del volumen del -12,2%.

Ámbito geográfico

Otros indicadores


  • Imagen gráfico

Fuentes

Contabilidad Nacional. INE

Contabilidad Regional de España. INE

Más información

Contabilidad Nacional de España. Base 2010. INE

Contabilidad Regional de España. Base 2010. INE

Eurostat

Quality of life indicators. Facts and views

Analytic report on subjective well-being 

Experimental statistics.Income, consumption and wealth. Eurostat 

OCDE

Measuring Well-being and Progress. OCDE

Better Life Index. OCDE

How’s life? 2011, 2013, 2015, 2017, 2020. OCDE 

Iniciativas de países

Alemania: Wellbeing in Germany 

Austria: How’s Austria. Statistics Austria 

Bélgica: What matters to Belgians? 

             Mesurer le bien-être en Belgique 

Dinamarca: Quality of life in Denmark 

Finlandia: Findicator – set of indicators for social progress. Statistics Finland 

Francia: France, portrait social 

Italia: The measurement of well-being 

Letonia: Quality of life indicators 

Luxemburgo: PIBien-être: The report  

Países Bajos: The Personal Wellbeing Index. Statistics Netherlands  

Polonia: Quality of life in Poland. Central Statistical Office of Poland

Portugal: Well-Being Index (INE/ Statistics Portugal) 

Reino Unido: Well-being. Office for National Statistics. 

Suiza: Système d'indicateurs mesure du bien-être 

Canadá:Canadian Index of wellbeing. University of Waterloo 

Australia: Measures of Australia's Progress 2013. Australian Bureau of Statistics.