Instituto Nacional de Estadística.

Logotipo de INEbase

INEbase / Mercado Laboral / Encuesta de Población Activa / Reestimación de las series de paro según la definición EPA 2002

Objetivo

Según el Acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos sobre mejoras en la transparencia en el ámbito de la información económica y estadística proporcionada por el Gobierno, el Instituto Nacional de Estadística procederá al enlace histórico de todas las series cuya base metodológica haya cambiado, con el fin de preservar la información histórica.

El enlace que se presenta en este documento se refiere a las principales series de paro, variable cuya definición de modificó en 2001-2002, obtenidas a partir de la Encuesta de Población Activa. Se extiende desde el tercer trimestre de 1976 hasta el cuarto trimestre de 2000 y se ha realizado para los principales agregados (paro por sexo y edad menor de 25 años ó 25 años y más) a nivel nacional y por comunidades autónomas.

Introducción

En 2002 se modificó la definición operativa de paro utilizada hasta entonces en la EPA, precisamente para adaptarse a la normativa europea.

En aras de una mayor armonización de las cifras de empleo y paro en la UE, en el Reglamento (CE) Nº 1897/2000 de la Comisión, de 7 de septiembre de 2000 se establecen (además de otros requisitos relacionados con el orden de las preguntas, tratamiento de colectivos especiales, etc.) normas prácticas para la aplicación concreta de las condiciones para ser considerado parado en la Unión Europea. Estas condiciones difieren ligeramente de las que se venían considerando hasta el año 2002. En particular, según lo enunciado en el Anexo I punto 1 del Reglamento se establecen como únicos métodos de búsqueda de empleo los siguientes:

En el caso de España, la condición de que el contacto con la oficina de empleo deba realizarse con el fin de encontrar trabajo, no considerándose como método activo la mera inscripción por razones administrativas, tiene un considerable impacto en las cifras y ha tenido consecuencias apreciables en la medida del nivel de paro dada por la EPA.

A lo largo del año 2001 se modificó el cuestionario y se recogió información en campo de forma que era posible calcular las cifras de paro tomando en cuenta la definición operativa del Reg. 1897/2000 y la anterior. Los datos de este año sirvieron como enlace entre la antigua y nueva definición.

Los cuestionarios anteriores a 2001 no recogían este matiz sobre si el contacto con la oficina de empleo se produjo con el fin de encontrar trabajo o por otras razones, por lo que no es posible determinar mediante las variables de la encuesta, para períodos anteriores a 2001, qué cifras de paro hubiera dado la EPA de utilizar la nueva definición. Sí es posible, por el contrario, obtener para 2001-2004 el dato de paro tanto con la antigua como con la nueva (y oficial) definición. Esta información referida a 2001-2004 se ha tomado como base para, mediante el procedimiento matemático descrito en el punto siguiente, recalcular las principales series de paro para el periodo 1976-2000.

Las personas paradas según la antigua definición que no lo son según la nueva pasan a engrosar la categoría de inactivos, ya que no cumplen la condición operativa establecida de 'búsqueda activa' de empleo. El efecto del cambio de definición, por tanto, es una disminución del número de parados, de la tasa de paro y de la tasa de actividad.

Procedimiento adoptado para recalcular las series de paro: Regresión con variable respuesta binaria. Modelos de regresión probit

Después de ensayar varios procedimientos, se optó por una regresión con variable respuesta binaria aplicando una tendencia lineal en la disminución del efecto hacia el pasado (véase el informe completo para una referencia más detallada de las distintas alternativas contempladas para reelaborar las series retrospectivas con la nueva definición de paro).

Información de partida disponible

Como datos para la estimación de las probabilidades de permanencia en la clasificación de parado según la antigua y nueva definición se han considerado los registros de los individuos parados según la definición antigua sobre la población de 16 y más años para el periodo comprendido entre el primer trimestre de 2001 y cuarto trimestre de 2004 (periodo del que disponemos información con ambas definiciones).

Una vez obtenidas estas probabilidades se han aplicado a la serie histórica de paro con el objeto de determinar una estimación del número de parados según la definición de paro implantada en el año 2002. Debido a que tanto la metodología y elaboración de la EPA como diferentes factores que influyen en el mercado laboral español y otros aspectos sociales y situaciones económicas han tenido cambios a lo largo del tiempo, se considerará que el efecto de esta nueva definición irá desapareciendo conforme nos vamos alejando de 2001.

Descripción del procedimiento

El estudio se ha realizado desagregando los datos por sexo y comunidad autónoma. El total nacional se obtiene por agregación de todas ellas. Hay que advertir, no obstante, que los resultados de la estimación de la serie de parados obtenida por agregación de las comunidades autónomas y la obtenida aplicando el método directamente al total nacional son similares.

Una vez obtenida la probabilidad de transición desde la situación de parado según la antigua definición a la de parado según la nueva, mediante una regresión probit, se procedió a ajustarle una tendencia lineal, de modo que para la primera observación (el segundo trimestre de 1976) esta probabilidad fuera uno y para la última (cuarto trimestre de 2000) fuera el probit obtenido.

También se consideró tomar en cuenta las posibles variaciones estacionales y se analizó ajustar la tendencia en función del trimestre dentro del año al que pertenecen las observaciones obteniéndose, por tanto, una probabilidad diferente para cada uno de los cuatro trimestres. Sin embargo, al distinguir por trimestres, la cuantía de la muestra de la EPA que proporciona los datos básicos era reducida en aquellas comunidades de menor población, afectando a las estimaciones de los parámetros, no existiendo por otro lado diferencias importantes para las comunidades grandes respecto a lo obtenido prescindiendo de las variaciones estacionales. Por esta razón se decidió calcular un único probit común para los cuatro trimestres.

En resumen, el procedimiento seguido consta de las siguientes fases:

  1. Cálculo de las probabilidades de transición de parado con la antigua definición a parado con la nueva definición mediante un modelo de regresión probit, considerando para ello como variable endógena una variable binaria que mide si un individuo es parado con ambas definiciones o no, y como variables exógenas el sexo, grupo de edad (menor de 25 ó 25 y más años) y la interacción entre ambas, ponderando por el factor de elevación.
  2. Una vez obtenidas estas probabilidades de transición, se les aplica una tendencia lineal de forma que en el tercer trimestre del año 1976 haya desaparecido totalmente el efecto de este cambio de definición. Así se obtienen las probabilidades ajustadas.
  3. Aplicación de las probabilidades ajustadas a la serie histórica de parados.

Los distintos modelos calculados según el procedimiento descrito, las tablas de las probabilidades de permanencia en la situación de parado según la definición 2002 y los resultados de total de paro por sexo y distinción de menores de 25 años, o de 25 años o más, por comunidades autónomas, se pueden consultar en el documento de trabajo completo.

Resultados

Total
Andalucía
Aragón
Asturias (Principado de)
Balears (Illes)
Canarias
Cantabria
Castilla y León
Castilla - La Mancha
Cataluña
Comunitat Valenciana
Extremadura
Galicia
Madrid (Comunidad de)
Murcia (Región de)
Navarra (Comunidad Foral de)
País Vasco
Rioja (La)
Ceuta y Melilla
Ficheros XLS de 255 Kb.±