Instituto Nacional de Estadística.

Logo EPA 2002

INEbase / Mercado laboral / Encuesta de Población Activa / Repercusión de los cambios metodológicos de la EPA-2002




Novedades metodológicas

Nueva definición de parado

De las tres modificaciones técnicas, la nueva definición de parado, inducida por la entrada en vigor del Reglamento 1897/2000, es la que tiene mayor efecto en las cifras de paro publicadas.

La definición formal de parado no cambia, se sigue usando la definición internacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pero el nuevo reglamento introduce instrucciones sobre cómo interpretar la búsqueda activa de trabajo y esta modificación afecta mucho a las cifras de paro que viene publicando la EPA, provocando una gran disminución en las cifras del desempleo tanto absolutas como relativas.

Según dicho Reglamento, se consideran métodos activos de búsqueda, en las cuatro semanas anteriores a la entrevista, los siguientes:

  • Estar en contacto con una oficina pública de empleo con el fin de encontrar trabajo, cualquiera que sea la parte que haya tomado la iniciativa (la renovación de la inscripción por razones puramente administrativas no constituye un planteamiento activo).
  • Estar en contacto con una oficina privada (oficina de empleo temporal, empresa especializada en contratación, etc.) con el fin de encontrar trabajo.
  • Enviar una candidatura directamente a los empleadores.
  • Indagar a través de relaciones personales, por mediación de sindicatos, etc.
  • Anunciarse o responder a anuncios de periódicos.
  • Estudiar las ofertas de empleo.
  • Participar en una prueba, concurso o entrevista, en el marco de un procedimiento de contratación.
  • Buscar terrenos, locales o material.
  • Realizar gestiones para obtener permisos, licencias o recursos financieros.

España se ve especialmente afectada por los requisitos exigidos a las personas cuya única forma de búsqueda es la inscripción en las oficinas de empleo públicas. Hasta ahora la mera inscripción en las mismas como demandante de empleo, válida por tres meses, bastaba para considerar parada a la persona.

A partir de 2002, de acuerdo con lo indicado en la lista anterior de medidas activas, se exige haber tenido un contacto con dichas oficinas, con el fin de encontrar empleo, para que la persona sea considerada desempleada. El objetivo de encontrar empleo se cumple si la persona se inscribe por primera vez después de un período de empleo o inactividad, se informa sobre posibles ofertas de empleo o recibe una propuesta de trabajo de la oficina.

Así, una parte de las personas que hasta hoy se venían considerando paradas pasan a ser consideradas inactivas.

El INE modificó los cuestionarios de 2001 para poder registrar tanto la nueva como la antigua definición y así poder cuantificar el impacto del cambio. Los cuestionarios anteriores a 2001 no recogían este matiz sobre si la búsqueda de empleo es o no activa, por lo que no es posible determinar, para períodos anteriores a 2001 qué cifras de paro habría dado la EPA de utilizar la nueva definición, es decir, la información no se puede retropolar al año 2000 y anteriores.

Parados por grupos de edad en el 4 trim. 2001

imagen: bola Reglamento Nº 1897/2000 de la Comisión de 7 de septiembre de 2000 por el que se establecen disposiciones de aplicación del Rgto. 577/98 del Consejo relativo a la organización de una encuesta muestral sobre la población activa en la Comunidad por lo que respecta a la definición operativa de desempleo. (Fichero PDF 40 kb.)