Instituto Nacional de Estadística.

INEbase

INEbase / Demografía y población / Cifras de población y Censos demográficos / Censos de Población y Viviendas de 2001

Censos de Población y Viviendas de 2001

La aldea de las personalidades / Lista de colaboraciones

Foto del Sr. Julio Alcaide InchaustiSr. D. Julio Alcaide Inchausti
Estadístico y economista. Premio de Economía Rey Jaime I.
Hinojosa del Duque (Córdoba)


Breve reseña estadística

En el Diccionario Geográfico y Estadístico de Pascual Madoz (1845), se dice que Hinojosa del Duque se halla situada en una gran llanura rodeada de pequeñas colinas; estando la sierra más cercana a la distancia de más de 2 leguas. Combátenla libremente todos los vientos, causando los de la parte del Norte daños notables, tanto en los frutos como en la salubridad pública. Su clima es sin embargo bastante sano. Cuenta 1.670 casas casi todas de dos pisos, de los cuales el superior con el nombre de cámara o doblado, está destinado a la custodia de granos; forman cuerpo de población y componen 55 calles muy bien empedradas, llanas, cómodas y regularmente anchas. Los edificios no están perfectamente alineados, ni ofrecen cosa notable a la vista, aunque entre ellos hay algunos de mucha elevación y capacidad, comprendiendo la mayor parte buenos corrales, pajares y caballerizas, como casas de puros labradores. Tiene una plaza que llaman Mayor o de la Constitución, en la cual se encuentran la parroquia, las casas municipales, el pósito, la carnicería, la ermita del Castillo y parte de la cárcel. Existen además 4 plazuelas nombradas de San Juan, de Sta. Ana, de Campañora y de Belalcazar, todas ellas espaciosas y llanas. Hay dos escuelas de primeras letras, la una pública y gratuita con la dotación de 3.300 reales anuales pagados de fondos propios, y la otra particular, cuyo maestro no tiene más que las retribuciones de los alumnos: a la primera concurren 287 niños y a la segunda 34. No hay escuelas para niñas, pero sí tres "mugeres" que en sus respectivas casas enseñan a coser a unas 85 discípulas por una módica retribución mensual. La iglesia parroquial, situada casi en el centro de la población, es un edificio sólido de orden gótico. Lo más notable en ella es la puerta principal que mira al oriente, la capilla de bautisterio y la torre. Hay también dos cementerios, uno al oriente y otro al norte de la población, bien construidos y bastante ventilados, y 5 ermitas; tiene 2 conventos. Hay un hospital para ambos sexos llamado la Caridad, que fue fundado en 1689 cerca de una antigua ermita que le sirve de iglesia. Finalmente, en el término de esta villa, se encuentran fuentes, todas perennes y de buenas aguas: las más abundantes son las de la Gaitana, la de Navilla, la de San Bartolomé y la del Espino, habiendo además 5 fuentes o pozos para el surtido de la población; y dos de cañería, una llamada el Pilarete y la otra el Pilar; aquella se halla dentro del pueblo, es muy abundante, de buenas aguas y tiene dos grandes pilones de piedra canteria que sirven para abrevadero de los ganados. Los caminos son de pueblo a pueblo y todos de herradura, pero por razón de la llanura del terreno, transitables para toda clase de carros. La producción más abundante es la del trigo, que es de bastante buena calidad, siguiendo después la de cebada, garbanzos, habas, avena y centeno. También hay algunos olivos, higueras, ciruelos, manzanos, perales, guindos y melocotones. En sus campos se crían en abundancia liebres, perdices, conejos y también bastante número de lobos y zorras, que hacen mucho daño en los ganados, acercándose hasta el ruedo de la población. También produce alguna miel de excelente calidad, siendo muy sensible, merced al poco respeto que se tiene a la propiedad y al furor de pegar fuego a los montes en los veranos, que solo hayan quedado unas 500 colmenas, cuando no hace muchos años pasaban de 8.000, formando por consiguiente un ramo considerable de riqueza. Hinojosa del Duque tiene 1.937 vecinos, 7.748 almas.

Cuando nace Julio Alcaide, sobre los años 30, Hinojosa del Duque tiene una población de 13.945 habitantes, o almas en la terminología decimonónica. De los cuales, 6.841 eran varones y 7.104 mujeres. De los varones, 4.045 estaban solteros, 2.578 casados y 218 viudos. Sabían leer y escribir 2.887. De las mujeres, 3.976 estaban solteras, 2.566 casadas y 562 viudas. Sabían leer y escribir 2.342. Hinojosa del Duque alcanza su mayor población en los años 50, contando el Censo 15.629 habitantes; pero desde esos años empieza a disminuir considerablemente. En 1991 el Censo contó 8.141 personas.

Hinojosa del Duque. Por Julio Alcaide Inchausti

Aunque no nací en Hinojosa del Duque, como mis dos hermanos mayores y mis tres hermanas menores, la realidad fue que los primeros quince años de mi vida transcurrieron allí.

Hinojosa del Duque está situada al norte de la provincia de Córdoba en el valle de los Pedroches. Según el casco de la población en 1900 contaba con 10.673 habitantes. Según el anuario de la Caixa, en el año 2000 la población residente se limitaba a 7.995 habitantes. La emigración al extranjero y al resto de la península de los años 50 y 60 explica tal pérdida de población.

En los años de mi infancia, Hinojosa era un clásico pueblo extremeño. Antes de la delimitación provincial de Javier de Burgos en el siglo XIX, Hinojosa se integraba en la provincia de Extremadura, perteneciendo al partido judicial de Trujillo. En los años treinta, que son los que recuerdo, Hinojosa era un pueblo agrícola en el que destacaba el cultivo de cereales, el olivar y, sobre todo, el encinar. Producía cereales, aceite de oliva, vino, corderos, cabras y cerdos ibéricos (cochinos).

Actualmente sigue siendo un pueblo básicamente agrícola, que ha incorporado entre sus fuentes de riqueza el ganado vacuno, una especie inexistente en los años treinta a pesar de la famosa "Vaquera de la Finojosa" del Marqués de Santillana.

;Hinojosa en mi infancia era un pueblo típico de la España pobre de aquellos años. Carecía de alcantarillado y agua corriente; pero tenía edificios que hablaban de un pasado menos oscuro. Destaca, sobre todo, la Iglesia de la Parroquia de San Juan Bautista, en la plaza central del pueblo, que hoy se llama "La Catedral de la Sierra", en buena parte quizás por su majestuosa torre. Destacaban también el Convento de los Padres Carmelitas y el de las Monjas Concepcionistas. Era muy típico y entrañable El Pilar, al que las hinojoseñas acudían a llenar sus cántaros para el consumo doméstico de agua.

Pero después de casi un siglo, Hinojosa se ha convertido en un pueblo andaluz, lleno de flores y colorido, limpio y acicalado, totalmente distinto de aquel pueblo atrasado de principios de siglo pasado. La Feria de Agosto, que le había dado tanta fama por la gran concurrencia de ganado mular, ha desaparecido con la mecanización del campo. Pero le han quedado las fiestas, repito, con un sabor andaluz inconfundible, en nada parecido al que viví en mi infancia.